Buzos encentran un terrible zoológico submarino

Se ha evidenciado como maltratan a animales o los tratan de manera injusta y no digna, sin embargo, es muy poco común pero igual de atroz lo que un grupo de submarinos exploraron el pasado mes de marzo en las aguas ubicadas en Kokoya ubicadas en Indonesia, diferentes animales enjaulados en el fondo del mar.

Indonesia y sus aguas son muy propensas al turismo ya que poseen aguas cristalinas y existen muchos animales poco comunes y tiene un excelente clima, sin embargo, en estas vacaciones de estas personas consiguieron algo terrorífico.

Al salir un día normal de exploración por sus aguas, consiguen en el fondo del mar en los lados de la costa varias jaulas con Dugongos, que son animales marinos pocos comunes muy parecidos al manatí.

Estas personas al ver los animales enjaulados supieron de inmediato que debían de ser liberados y no sabían cómo llegaron a encerrarse en ese lugar, pero al ver una madre dugongo y su cría enjaulados en diferentes casillas y atados por la cola dedujeron que fueron capturados por alguna persona que supiera de pesca.


Anuncios

El zoológico submarino de un pescador Indonés

Una vez que los buzos vieron a estos animales indagaron en el caso y descubrieron que el pescador que los capturó aseguraba que ellos les comían sus redes y la pesca, pero es una información no verídica ya que estos animales no comen carnes de ningún tipo. En base a las cicatrices del animal, los buzos suponías que estaban retenidos desde hace algunas semanas y que el indolente pescador tenía un zoológico.

Cobra 80 centavos para solo verlos y hasta 12 dólares para tomarse fotos. Des pues de que los extranjeros supieran esto le exigieron al terrible hombre que los soltara y tomaron foto para evidenciar los sucesos y poder publicarlo en diferentes redes sociales para causar compasión por estos animales.

Después de varias demandas en las redes sociales sobre el maltrato de estos animales, las autoridades tomaron medidas imponentes contra el pescador y soltaron a estos animales el mismo día y todavía se encontraban en sus respectivas jaulas.

Gracias a la conciencia de estos buzos, estos animales en peligro de extinción fueron liberados y están en su hábitat normal, de no haber hecho las respectivas demandas contra el pescador y la represión ante este acto en las redes sociales, lo más probable es que hubiesen muerto.

Es desmedido que aun haya personas que crean que pueden utilizar a estos animales indefensos para beneficios lucrativos. Por favor realizar demandas inmediatas al ver algo similar.

Este artículo fue visto en: curiosidadesdelasalud.com


Anuncios

Puede interesarte

Desconfiaba de su novio y decidió espiarlo bajo la cama, Esto descubrió

El amor es tanto un sentimiento como una emoción y según la perspectiva de cada …